YOGA FACIAL: TODAS LAS PREGUNTAS, RESPUESTAS Y BENEFICIOS

Escrito por: Nassim Jamalzadeh

|

|

Tiempo de lectura 3 min

El yoga. Una moda que llegó y se quedó de golpe. El yoga no sólo sirve para el esfuerzo físico, la flexibilidad y la musculación, sino que para muchos es también un equilibrio en la vida cotidiana, un momento para bajar el ritmo y relajarse. Los músculos se fortalecen, se tonifican y las tensiones desagradables pueden aflojarse. En la cara hay 26 músculos que, entre otras cosas, protegen nuestros ojos, nos hacen sonreír o incluso fruncir el ceño.

¿Qué es el yoga?

El yoga es una práctica física, mental y espiritual originaria de la India que tiene como objetivo principal alcanzar la unión del cuerpo, la mente y el espíritu. Se basa en una serie de posturas físicas (asanas), ejercicios de respiración (pranayama) y técnicas de meditación que buscan mejorar la salud física y mental, así como promover la relajación y el bienestar general.


No solo se trata de realizar posturas físicas, sino que también implica una filosofía de vida que incluye la observación de uno mismo, la práctica del autocontrol, la disciplina mental, el desarrollo del equilibrio emocional y la conexión con lo espiritual.


Existen diferentes estilos y formas de yoga, que van desde los más suaves y meditativos como el Hatha Yoga, hasta los más dinámicos y físicamente exigentes como el Ashtanga Yoga. Cada estilo tiene sus propias características y beneficios, pero todos comparten el objetivo común de promover el bienestar integral del individuo.


En este blog, exploramos el yoga facial. 

¿YOGA PARA LA CARA?

Clásicamente, el yoga es un deporte para todo el cuerpo, pero también existe el yoga para la cara, que presta a los delicados músculos faciales la misma atención que al resto del cuerpo. El yoga facial no sólo mejora la circulación, sino que también proporciona una piel más suave y un brillo natural. El yoga facial también ayuda a relajar el rostro, estimular los músculos y aumentar el bienestar general.

yoga facial

 LOS BENEFICIOS DEL YOGA FACIAL:


  • Se reducen las pequeñas arrugas
  • El envejecimiento de la piel 
  • Los ojos cansados se revitalizan
  • Las comisuras de los labios caídas desaparecen
  • Las mejillas aparecen firmes y sonrosadas
  • Los contornos del rostro se alisan
  • La papada se reafirma
  • Puede reducir el estrés 

El efecto especial del masaje procede del entrenamiento de los músculos faciales en combinación con rodillos faciales o piedras Gua Sha. Antes o después de la sesión de yoga, utilice las herramientas de belleza hechas de cuarzo rosa y mime la piel desde el exterior con aceites o sueros.

ANTES Y DESPUÉS - ¿CUÁNDO PODRÉ VER LOS PRIMEROS RESULTADOS?

No es posible decir en términos generales cuándo se pueden obtener los primeros resultados. El yoga facial, por ejemplo, es un refuerzo antienvejecimiento que tiene más probabilidades de mostrar resultados a largo plazo. También deben utilizarse regularmente herramientas como un gua sha o un rodillo facial. Un tip es mantener el rodillo o el gua sha en el congelador durante unos minutos antes de su uso para maximizar el efecto. 

YOGA FACIAL: 3 SENCILLOS EJERCICIOS

yoga facial

Antes de empezar hay que: Lavarse la cara, recogerse el pelo y buscar un lugar cómodo. Relaja la cara y empezamos: 


Ejercicio 1: La boca que besa

Este ejercicio es ideal para principiantes de yoga facial. Trabaja la parte inferior de los músculos faciales, especialmente las mejillas, los labios y el cuello.


  1. Empuja la barbilla ligeramente hacia arriba y forma los labios como una boca que besa.
  2. Tire de las mejillas hacia dentro y frunza los labios todo lo posible.
  3. Mantén esta posición durante 60 segundos. A continuación, hincha las mejillas con aire para adoptar la posición contraria.
  4. Presione los labios con firmeza durante 20 segundos. Relájate brevemente y repite la operación cinco veces.

Ejercicio 2: Adiós a las arrugas

Aquí se declara la batalla contra las arrugas de los labios.


  1. La mejor manera de entrenar el músculo del anillo bucal es sonreír y apretar los labios hacia dentro de la boca por encima de los dientes. Tenga cuidado de mantener el resto de la cara relajada durante este ejercicio.
  2. Repítalo seis veces.

Ejercicio 3: Para una frente firme

Las arrugas contra el entrecejo:


  1. Coloque las palmas de las manos sobre las cejas y tire suavemente de ellas hacia fuera.
  2. Ahora intenta parecer enfadado, es decir, tira de la frente hacia el centro; las manos no lo permiten.
  3. Repítalo seis veces.

Diviértete con tu pequeña sesión de yoga facial.

¿No tienes tiempo? ¡Prueba nuestros ositos!

Tenemos una selección de ositos que pueden ser un gran complemento para tu rutina de cuidado de la piel (incluido el yoga facial 😉 ) ¡o incluso pueden ser un sustituto!


Nuestra selección de vitaminas para la piel incluye: You Glow Girl con biotina, zinc y ácido hialurónico para una piel más firme y radiante. 

Nuestras vitaminas All Clear My Dear, con aceite de cáñamo y zinc bueno para pieles con tendencia al acné. También es ideal para pieles mixtas. 

Nuestra colección también incluye las vitaminas antiedad con colágeno Born This Way. ¡Sabrosas y efectivas!

Conclusión

Practicar yoga facial tiene muchos beneficios, desde reducir las arrugas hasta aliviar el estrés. Prueba los ejercicios recomendados y comprueba tú mismo los resultados. Si tienes poco tiempo, o no encuentras el momento, prueba nuestros suplementos vitamínicos para la piel como apoyo.